#ganarArganda
  • Google +
  • Youtube
  • Twitter
  • Facebook
  • RSS
  • Síguenos en ...

Intervención de Jorge Canto en el Pleno EXtraordinario de presupuestos

Conviene que los ciudadanos y ciudadanas de Arganda sepan que el 23% del Presupuesto consolidado se irá en pagar intereses y deuda. Que en intereses y deuda del Ayuntamiento el porcentaje será del 21,5%. Por cierto, conviene que aquellas y aquellos que dicen que la deuda es la de la Izquierda y la Derecha deben saber lo que los ciudadanos y ciudadanas saben: Que el porcentaje de deuda e intereses sobre el presupuesto consolidado cuando la Izquierda dejó el gobierno era del 9,5%. Si señoras y señores 288,7 millones de Pesetas, aproximadamente 1.730.000€ sobre un presupuesto de 3.030 millones de pesetas, unos 18,21 millones de euros, son el 9,5% y no el 21,5% Conviene que se sepa también que lo que el Ayuntamiento paga en intereses y deuda es diez veces, diez, más de lo que se transfiere a las familias del municipio por diversas subvenciones de apoyo, 1.467.000 euros. Conviene que la ciudadanía sepa que las obligaciones impuestas por un rescate que aún no sabemos si se nos ha concedido suponen un recorte del gasto no financiero, es decir un recorte de las políticas municipales, respecto al ejercicio anterior de 3,8 millones de euros, un 14,5% del Presupuesto anterior. Conviene, igualmente que se sepa que habrá nuevo catastrazo y que prácticamente se congelan todas las políticas sociales. Es decir, conviene que se sepa que la presión fiscal no se destina a pagar servicios sino endeudamiento y, también, que se sepa que congelar políticas sociales, es ir a peor porque la situación social de la Ciudad ha empeorado. Conviene, en fin que se sepa lo que el Gobierno de esta Corporación se ha negado y se niega a aceptar: ser rescatado no era una fiesta; guardar facturas en los cajones no ha sido una fiesta; permitir la “malgestión” de los servicios privatizados y de las concesiones no ha sido una fiesta. Esa es la política que nos ha traído aquí, la que hace que estos presupuestos no supongan una ayuda real a la Ciudad y la que nos impedirá contribuir decisivamente a la mejora de las condiciones de vida de ciudadanos y ciudadanas. Y lo malo es que esas prácticas continúan. En los documentos del rescate que Ustedes presentaron a Hacienda reconocían un remanente negativo para 2013 de 18,8 millones, hoy nos presentan un remanente negativo de 20,9 millones. Señoras y Señores Concejales, en apenas tres meses, aparecen dos millones más a financiar. Porque, como Ustedes saben los remanentes negativos de tesorería se financian. No es posible que esto ocurra. Señoras y Señores Concejales, en este acto político aumenta hoy en 11 millones la deuda municipal. Tener facturas en el Cajón de la cuenta 413 no es un problema de contabilidad o de intervención Sra. Guillén, Sr. Alcalde. Tener facturas en el cajón porque no hay presupuesto para pagar, porque no hay consignación, es responsabilidad de la Junta de Gobierno y es el modelo de Gobierno que Ustedes han aplicado: no pagar, que ya vendrá alguien resolverlo. Y quien ha venido hasta ahora y vendrá es el tijeretazo, el recorte y el castigo a la ciudadanía. Persisten Ustedes en que los ciudadanos y ciudadanas no están sufriendo recortes o que no sufren en su presión fiscal. Faltan Ustedes a la verdad en ambos casos. En materia fiscal no hará falta decir que habrá un nuevo aumento de IBI que no retornará a la ciudadanía en servicios. Pero también habrá que decir a los ciudadanos que si se descuenta, del presupuesto del año anterior y de este, la tasa 399, que tiene que ver con pagos urbanísticos, las tasas y precios públicos que pagarán los ciudadanos y ciudadanas habrán aumentado en 3,2 millones. Es decir, IBI y aumento de precios públicos, sobre todo en ESMAR, para pagar las facturas que no se pagaron, la deuda incurrida y los demenciales intereses que estamos pagando. Nuestros ingresos no son para mejorar servicios son para pagar a los bancos. Es lo que hay. Y lo que es evidente es que no es cierto que no se hubiera podido hacer de otro modo. Ni es tampoco cierto que no se hubiera podido resolver el problema de otra forma. Lo que los ciudadanos empezamos a pagar con este Presupuesto, una vez acabada la moratoria ficticia del primer pago a proveedores, es el modelo de factura en los cajones que no es sino la expresión de algo mucho más grave. No es cierto, no era cierto, que la gestión privatizada e indirecta de los servicios fuera más barata que la gestión pública. No lo ha sido, al menos en Arganda del Rey, donde las facturas revelan en el pasado pagos desusados, irracionales y por encima del mercado. Es ahora, cuando pintan malas, cuando hay que recortar cuando el PP descubre que la mejor forma de ayudar a las empresas concesionarias es volver a municipalizar servicios, reduciendo, su calidad y los derechos de trabajadores y trabajadoras. Cuando llegó la crisis, Ustedes demostraron no tener otro proyecto que la especulación. Ni un solo proyecto, ni una sola gestión patrimonial, ni una sola iniciativa que no fuera dejar de pagar. Ni una sola iniciativa que redimensionara el gasto real, aunque eso si mucho artificio contable y mucha cuenta 413 hasta que llegó lo inevitable. No había modelo de gestión de la crisis y no hubo respuesta política para superarla. La aceptación pasiva y sin condiciones de las medidas excepcionales de liquidez. Ir más allá del pago a proveedores, supone una losa para la Ciudad durante años y un insulto a la autonomía municipal, como refleja mejor que nada la carta que les envió el Ministerio de Hacienda. No hicieron Ustedes la menor reflexión de costes, de vías alternativas al rescate. No fueron capaces de intentar consensuar una política de salida de la situación en este pleno y, menos aún, de evitar a los ciudadanos y ciudadanas el coste de no poder construir Ciudad durante más de una década. La desaparición de la inversión pública en un momento de evidente deterioro urbano y, todavía peor, en un momento de debilidad económica que nuestro municipio no supera, es un desastre. En Arganda sigue creciendo el desempleo, y los contratos que se hacen son de una calidad infame. EL modesto Plan de Empleo puesto en marcha por el Ayuntamiento ni siquiera consigue reducir las cifras de desempleo. Y no lo consigue porque el polígono sigue desierto y la actividad económica se ha desvanecido sin que aparezcan alternativas. La ausencia de inversión, 110.000 euros invertirá el Ayuntamiento, en lo que es la más ridícula cifra que se haya presentado en un Presupuesto en toda nuestra historia. Una caída brutal de nuestra influencia económica como institución que no se compensa con el millón en asfaltados en vías urbanas que gastará ESMAR cuya incidencia en actividad económica es tan relevante como el tiempo que duran los asfaltados. Este es el problema al que nos enfrentamos: no hay modelo político de ciudad; ni hay modelo para superar la crisis, ni se han corregido las prácticas que nos han llevado a esta situación. El resultado una difícil situación social que el Ayuntamiento es incapaz de paliar. Porque, señoras y Señores Concejales, hacer lo que llevamos haciendo ya tres años con una situación peor es retroceder. Los servicios que vamos a prestar a los ciudadanos y ciudadanas, los apoyos que vamos a ofrecerles no superan lo que hemos venido ofreciendo y que suponen una caída de gasto social desde que se inició la crisis económica. Esa ha sido y es la política del Partido Popular: paguemos a los bancos y castiguemos a la ciudadanía. Lo que ocurrirá con el deporte y las prácticas de ESMAR es la mejor expresión de lo que Ustedes pretenden con las políticas sociales y de la forma con la que Ustedes gestionan los servicios públicos. Por primera vez, lo que ponen los ciudadanos y ciudadanas que practican deporte, 1, 2 millones de euros, superará a lo que pone el Ayuntamiento, un millón de euros. Pero, más aún, además del escandaloso contrato para hacer un expediente que, por cierto ya deberíamos conocer sus resultados, pretenden quitárselo de encima, privatizando completamente la actividad. El SUPRA, que se presentó como el gran hallazgo del PP para prestar servicios y no perder dinero, es un servicio deficitario, cuyos gastos son superiores a lo que paga el Ayuntamiento por su encomienda. Se encuentran Ustedes en un esfuerzo denodado para que el Ministerio de Hacienda no liquide ESMAR. No solo asumiendo 1,8 millones de euros sino, si se lee la letra pequeña del Presupuesto, municipalizando gastos de ESMAR que sin embargo, y a pesar de la situación, mantiene los mismos comportamientos, mientras los trabajadores esperan que se les reduzca, como Ustedes le dijeron a hacienda, su masa salarial. Gestión deportiva, remunicipalización de gastos de ESMAR y mantenimiento del modelo de gestión sin reforma ante la crisis solo revela que siguen Ustedes atrapados en el modelo de ingeniería contable que acabará fracasando como ha fracasado toda su política en esta legislatura. Los paganos de esta situación son las necesidades ciudadanas. Las transferencias a las familias se reducen. Dirán Ustedes que apenas, 54.000 euros y que eran subvenciones que no se aplicaban. Se nos ocurren decenas de sitios donde aplicar ese pequeño recorte, por ejemplo en ampliar ayudas de comedor. Entre esas transferencias han desaparecido 104.500 euros en Juventud e infancia, una política que se congela. En educación se reduce el presupuesto en 148.000 euros, entre ellos 78.000 euros en transferencias a las familias. Por cierto, que antes de que Ustedes vuelvan a hablar del Plan de familia les diré que el crecimiento de las transferencias en este plan es inferior a las dos partidas suprimidas a las que acabamos de referirnos. Descienden las políticas de salud, las de atención a la mujer, las de mayores. Congelar o reducir las partidas presupuestarias en estas políticas no es otra cosa que ignorar la realidad social que nos rodea. La situación ha empeorado, los niños y los mayores tienen peor calidad de vida que el año pasado, al igual que la familia. El empleo es de peor calidad sin que se reduzca el paro, se acaban los subsidios y las prestaciones. Familias enteras viven de las pensiones de los abuelos. Esa es una realidad a la que este presupuesto no atiende. Y no lo atiende porque su modelo de gestión nos ha llevado a deuda oculta, tras deuda oculta en el cajón de la cuenta 413, a gastar y no pagar, a una mala gestión de lo público y de lo privatizado. Señoras y Señores Concejales, acabarán Ustedes la legislatura con el mayor peso de gasto financiero y deuda sobre el Presupuesto que recuerda la historia de la Ciudad. Ustedes, los virtuosos de la austeridad pública, nos han llevado a un escandaloso endeudamiento por habitante y a asumir una intolerable intervención del Ministerio de Hacienda en nuestra Ciudad. No percibimos, a cambio mejora alguna en el modelo de gestión de los servicios públicos, al contrario, cada día hay una mala noticia nueva No percibimos que hayan concluido las prácticas que nos han traído hasta aquí, al contrario, cada día hay una deuda nueva. No percibimos saneamiento municipal, al contrario cada día encontramos nuevas artimañas contables. No percibimos una mejora de la atención a los ciudadanos y ciudadanas, al contrario cada día hay un pequeño o grande recorte nuevo. En esta ciudad de aparcamientos vacíos y colas del paro llenas, no percibimos posibilidad alguna de inversiones en actividad económica que nos permita creer en que superaremos nuestras escandalosas cifras de desempleo. En esta ciudad donde lo que prima es que quien necesita algo que se lo pague, no percibimos la menor posibilidad de que la vida cotidiana mejore, al contrario notamos un persistente deterioro de nuestra realidad social. A todo esto debería atender un Presupuesto Municipal en época de crisis. Pero ya se sabe: nuestro presupuesto está para pagar a los bancos. Es lo que hay.

Izquierda Unida de Arganda del Rey
  · Maestro Miguel Chicote N 4 - Tel. 918 711 344 - iu@iu-arganda.com