#ganarArganda
  • Google +
  • Youtube
  • Twitter
  • Facebook
  • RSS
  • Síguenos en ...

Discurso del Portavoz de Iu Jorge Canto en el pleno estraordinario del 30 de Marzo


Señor Alcalde, Señoras y Señores Concejales del Partido Popular hoy alcanzan Ustedes una nueva cima: han conseguido que los ciudadanos y ciudadanas de Arganda paguemos dos veces por lo mismo.

Pagamos en los últimos tres años nuestros impuestos para pagar los servicios: Ustedes se gastaron nuestros impuestos pero ahora comprobamos que no pagaron los servicios.

Ahora deberemos volver a pagarlos durante diez años. Los pagaremos con más impuestos, con recortes en servicios sociales y con venta de nuestro patrimonio.

Enhorabuena, Han conseguido que la deuda de Arganda sea la más alta por habitante de la Comunidad y que sea la más alta en proporción a nuestros ingresos corrientes. Y lo han conseguido en el tiempo record de tres años.

Señoras y Señores del PP: 57,3 millones de deuda. Para ser rigurosos, digamos 76,7 millones porque eso es lo que se pone esta cantidad con los intereses.

Hoy los ciudadanos y ciudadanas de Arganda reciben la noticia de que deberemos asumir recortes por valor de 7 millones seiscientos mil euros al año. Que nos van Ustedes a recortar de una manera u otra, 639.000 euros cada mes.

Por supuesto no se habla de responsabilidad política. Y debería hablarse. Porque, Señoras y Señores Concejales, además de la atroz cifra, hoy comunican Ustedes otra cosa a la gente de Arganda: este Ayuntamiento ha pasado a ser intervenido, ha perdido su autonomía política y financiera.

El Alcalde se llama Cristóbal Montoro y todo lo demás es cuento. Lo único cierto es que la derecha política, para cumplir con los insaciables mandatos de patronales, mercados y demás nos condenan a pagar otra vez lo que ya habíamos pagado: 76 millones de euros

Esta cantidad es fruto de la irresponsabilidad.

Esta cantidad es fruto de haber faltado reiteradamente a la verdad en este pleno

Esta cantidad es fruto de una auténtica desidia sobre el buen gobierno o simplemente sobre el gobierno de nuestra Ciudad.

La anterior portavoz de IU, Doña Libertad Martínez, le dijo, en su momento a Doña María Pino: sus ingresos no son reales. Doña Libertad Martínez le dijo por dos veces a Doña Amalia Guillén: Su política de ingresos carece de credibilidad.

Para maquillar las cifras Ustedes se han planteado alardes absolutamente irreales, y han faltado a la verdad reiteradamente ante este pleno y ante la Ciudad prometiendo ejecuciones presupuestarias que ni eran posibles cumplir; ni Ustedes estaban dispuestos a cumplir.

A preguntas reiteradas afirmaban Ustedes estar pagando, suponemos que a algún amigo afortunado, y ahora sabemos que el plazo medio de pago era, ni más, ni menos de 226 días.   

Ni siquiera hace un mes nos decían que financiaríamos el déficit anterior con ventas de suelo de 3 millones que ahora, simplemente, se han convertido en 1. Porque al final la verdad sale a la luz. Lo sorprendente es que no haya responsabilidad política por haber faltado a la verdad.

Y la responsabilidad política está aquí, en esta casa, en este Gobierno y no en ninguna otra parte.

Esta deuda, Señoras y Señores Concejales de Gobierno, es fruto, también, de una auténtica irresponsabilidad social y política.

La responsabilidad social se mide en la falta de respeto que algunos gastos suponen para muchos ciudadanos y ciudadanas. Señores del Gobierno, mientras la pasada Navidad, con más de 5.000 parados y paradas en Arganda,  mucha familias no podían comprar los regalos para sus hijos Ustedes se gastaron 47.000 euros en carrozas y 25.000 más en confetis y festejos navideños. 72.000 euros, señoras y señores Concejales.

Otras perlas de estas hay pero las dejaremos para otro día.

La responsabilidad social se mide en que mientras Vertresa despedía trabajadores, Ustedes no pagaban las facturas. En que mientras las trabajadoras de Seralia venían aquí a protestar una y otra vez, Ustedes decían que pagaban mientras las facturas se acumulaban en los cajones.

La falta de responsabilidad política se mide en la falta de respeto a los precios de mercado, a contrataciones por precios indecentes que ahora deberán pagar los ciudadanos y ciudadanos de Arganda.

Mientras la gente preguntaba donde ir para resolver sus problemas Ustedes gastaban solo en cinco meses de 2011, 25.000 euros en publicidad (sea la revista o cualquier otro instrumento), 5.180 euros al mes es un precio desusado y escandaloso.

Nunca nos dijeron la verdad y nunca han sido responsables porque la desidia sobre lo que ocurría ha presidido su comportamiento.

La lectura de las facturas revela, Señoras y señores Concejales, el desastre de lo Contratos Programa. Ahora los servicios municipales deberán hacerse cargo de algunos; ahora se dice que se puede municipalizar. Ahora, después de haber llevado al escándalo los precios y las deudas.

Se lo hemos dicho aquí más de una vez: en cuanto se acabó la especulación, se acabó su proyecto político. Hoy sabemos algo más: en cuanto se acabó el dinero de la especulación, se les acabo su capacidad de gestionar imposibles contratos programa, dicho de otra manera: su privatización como modelo de gestión era una patraña que ahora se demuestra tan falsa como escandalosa.

Sin recursos para pagar a la ESMAR, a Fomento para entendernos, han permitido que todo lo demás se haya hundido como un castillo de naipes sin que fueran Ustedes capaces de reorganizar precios, costes y modelo de gestión.

Ahora sabemos lo que supimos siempre: que la privatización es más cara que la gestión pública. Ahora sabemos que los precios y las licitaciones eran absurdos; ahora sabemos que el coste de los servicios era anormalmente caro.

En definitiva, el PP no podrá volver a decir que no endeuda a la Ciudad; el PP no podrá volver a decir que no produce déficit; el PP no podrá volver a decir que no arruina a las empresas; el PP no podrá volver a decir que privatizando se gestiona mejor.

Esta es la herencia que los tres últimos años de gobierno le dejan a Arganda: una ciudad en la que no se invertirá en los próximos diez años; una Ciudad cosida a impuestos y tasas; una ciudad que tendrá que dedicar durante una década siete millones de euros para limpiar la herencia de este Gobierno y esta Alcaldía.

Soy consciente de la dureza de mis palabras pero más duro, Señoras y Señores es lo que se le viene encima a esta Ciudad. Asombra la frialdad, la pasividad con la que Ustedes han presentado estas cifras, como si fuera lo más normal del mundo.

Nuestra deuda a Proveedores, bancaria y los déficits acumulados es la más alta de la Comunidad  si la comparamos con nuestros ingresos corrientes y con nuestra población.

Para que se hagan una idea, estamos hablando, en deuda a proveedores,  de 1059 euros por habitante, la cantidad más alta entre los municipios del Este de la Comunidad de Madrid.

Pueden comparar con otros municipios: la deuda de Torrejón es de 573 euros por habitante; en Alcalá, de 460 por habitante; en Rivas de 429; en San Fernando no llegan a 200 y en Coslada son 54. Como pueden observar, ciudades con más servicios que Arganda y menos deuda por habitante.

En un día, no da tiempo para identificar empresas y desmanes en precios. Prepárense, ya se lo anuncio, para explicar en los próximos plenos como han gestionado este desastre.

Porque este es la cuestión; mucha deuda y peores servicios. Una mala gestión y un dato evidente: la derecha no hace lo que dice. Ni ahorra; ni no endeuda, a pesar de los discursos. Y ahora, la ciudadanía a pagar: con recortes.

Porque esta es la segunda parte del cuento, Señoras y Señores Concejales. Ustedes no asumen responsabilidades políticas ni por la gestión ni por haber convertido este Ayuntamiento en un Ayuntamiento intervenido. Pero tampoco han sido capaces de buscar fórmulas que no obligaran a pagar de nuevo por lo que ya los ciudadanos habían pagado.

Para redondear el discurso de la derecha: ahora subiremos impuestos. No se si encontraran a alguien que crea que eso es culpa de algún socialista o de alguno de Izquierda Unida.

Pero ya les adelanto que nos encargaremos de explicar en cada barrio y en cada casa que Ustedes van a subir los impuestos.

Nos van a subir el IBI un millón ciento ochenta y seis mil euros.  (1.186, 83 miles). Dicho de otra manera, en el próximo Presupuesto la gente de Arganda pagará un 7% más de IBI. Un impuesto que ya es un escándalo en nuestra Ciudad.

Una Ciudad con un valor Catastral escandaloso que si hubiera un Gobierno que se ocupara de algo ya habría exigido su reducción.

Nos van a subir el impuesto de vehículos en un 30%, hasta recaudar una media de 850 millones por año en la próxima década. Y nos van a aplicar un tarifazo del 10% en el resto de las tasas.

Un nivel de presión fiscal intolerable que sin duda alguna será denunciado por ciudadanos y ciudadanas a los que Ustedes tienen que explicar que no utilizaron los impuestos de años anteriores para pagar los servicios básicos de la Ciudad.

Pero no basta con cosernos a impuestos. Hemos de poner nuestro patrimonio en venta. Eso si, a precios más razonables de los fastuosos sueños de nuevos ricos que alumbraban los documentos anteriores.

Un millón en suelo serán vendidos. Cuando el Plan de viabilidad iba a venderse rústico por 650.000 euros y urbano por 2,4 millones. En un mes ¿ha bajado el precio en un tercio? No; simplemente sus anteriores cifras eran como todas: increíbles.

Eso si: todo está en venta. Venderemos nuestra parte del Canal de Isabel II; vamos a vender la Ciudad Deportiva (porque a Vender se llama ahora “cambio en el modelo de gestión”).

Vamos a vender las enseñanzas  musicales.

Y ya veremos que tiempo le queda a los otros centros municipales.

Se vende Arganda para pagar lo que con nuestros impuestos debió ser pagado y no dilapidado.

Y por si no  fuera poco, los impuestos o la venta del pueblo: Tocan recortes.

Llega el repago de los servicios sociales y de ciudad que se suponía pagábamos con nuestros impuestos.

Pagaremos 647 millones de media anual por la limpieza.

Pagaremos 716 millones de media anual por los servicios Sociales

Pagaremos 985 millones de media anual por los servicios de Educación

Pagaremos 309 millones de media anual por los servicios de Cultura.

Y nos dirán que a pesar de eso son deficitarios. Y no faltara quien proponga que algunos de esos servicios deberán ser cerrados para que los preste si quiere la Comunidad de Madrid, y si no al tiempo.

Señoras y Señores Concejales, Ustedes han decidido que la mejor forma de pagar la deuda que Ustedes han contraído es expulsar a los ciudadanos y ciudadanas del uso y disfrute de los servicios público a los que tienen derecho moral, político y constitucional.

El Plan de pago a proveedores, porque justo es que los proveedores cobren, se ha convertido en la herramienta más útil para que el PP cierre el Ayuntamiento de Arganda.

Nada se hará porque nada puede hacerse. No habrá deudas porque no habrá inversión; no habrá gestión porque nada hay que gestionar. 

76,7 millones de deudas a proveedores con sus intereses. 8 millones de déficit anterior; 23 millones de deuda bancaria. En total: 107 millones de deuda. Esta es su herencia Señor Alcalde: 2.000 euros de deuda por habitante; una Ciudad sin inversión; unos ciudadanos cosidos a impuestos y unas familias sometidas al repago de los servicios sociales.

Por cierto, ¿He preguntado por la responsabilidad política?

 

 

 

 

 

Izquierda Unida de Arganda del Rey
  · Maestro Miguel Chicote N 4 - Tel. 918 711 344 - iu@iu-arganda.com